Los pilares del arte marcial ruso Systema

Juan Pedro Serna | Systema España

El Systema se fundamenta en cuatro grandes pilares:

  • la respiración

  • la relajación

  • la posición

  • el movimiento

La respiración conduce a la relajación, y ésta permite la libertad de movimientos del cuerpo desde posiciones naturales. A continuación examinamos cada uno de estos pilares:

1.- Respiración

Las emociones incontroladas generan tensión. El miedo y la ira bloquean el cuerpo y la mente. A través de la respiración evitamos esos estados de alteración. Respirando adecuadamente mantenemos la calma y la relajación. Además, los ejercicios de respiración son una excelente práctica de salud, que limpian la conciencia y el cuerpo.

2.- Relajación

La mayorí­a de los seres humanos desconocen los mecanismos que conducen a un estado de relajación. Creen erróneamente que la relajación es el subproducto de una actividad placentera. La realidad es que el grado de relajación obtenido por esa ví­a resulta insuficiente. Relajarse es una habilidad adquirida que necesita de un aprendizaje y de una práctica constante.

La combinación de técnicas de respiración y de relajación permite tomar conciencia de la tensión en el cuerpo, para después eliminarla. Sus movimientos también saldrán beneficiados.

En medio de la tensión del combate real, el individuo actuará con mayor efectividad en un estado de calma, y sus probabilidades de sobrevivir aumentarán.

3.- Posición

Dos factores principales determinan la posición adecuada del cuerpo: estabilidad y libertad de movimientos. La base del Systema es la destrucción de la posición del rival, pero conservando siempre la propia.

4.- Movimiento

Esta disciplina marcial se basa en el movimiento continuo. El practicante de Systema utiliza su propio movimiento para inducir a su rival a realizar acciones que le colocarán en posiciones vulnerables y desventajosas. La percepción de las intenciones del rival y la sincronÃía con sus movimientos es una de las caracterÃísticas más sútiles del Systema.

Los movimientos en Systema son libres, naturales e intuitivos. Para que fluyan se necesita un estado de relajación. La tensión reduce nuestra capacidad de respuesta al bloquear nuestro cuerpo y nuestra mente. Sin respiración no hay relajación, y sin relajación queda limitada la libertad de movimientos.

El camino hacia la maestría en Systema comienza por el dominio de la respiración.